Noticias de Interés

Nacimos para Servir
18
Jul 2019

Nacimos para Servir

Un viejo refrán recita que “Aquel que no vive para servir; no sirve para vivir” y detrás de esta dura afirmación se esconde una gran verdad: Hemos sido llamados para marcar la diferencia por medio de nuestro servicio al prójimo.  El servicio espontaneo no requiere de estudios avanzados, o de la disposición de grandes recursos para que sea brindado; únicamente requiere de disposición y voluntad.

Ser servicial es algo que podemos ejercer en cualquier ámbito en el que nos desempeñemos. Por ejemplo: ayudando en casa a tu pareja con los quehaceres del hogar, sí eres joven y vives en casa de tus padres servir es un reflejo de ordenar tu habitación. En el ámbito laboral el servicio se ve reflejado en la disposición de atender a tus clientes de manera sobresaliente siendo proactivos en la resolución de inconvenientes o mostrando disposición en la gestión de nuestras actividades cotidianas. Sí eres líder y tienes personal a tu cargo, el servicio se ve reflejado en tu espíritu de colaboración para brindar soporte desinteresadamente a uno de tus subalternos. También podemos reflejar nuestro deseo de colaborar en la calle, en medio del tráfico brindando la vía a aquel vehículo que va delante nuestro.

Servir es el sinónimo de actos sencillos que hacemos por amor, Actos que reflejan nuestra calidad humana. ¡Pequeñas acciones que reflejan nuestro deseo de Agregar Valor a la vida de otros! Dentro de los sinónimos de Servicio podemos encontrar los siguientes: Asistencia, Ayuda, Favor, Colaboración, entre otros.

Rick Warren en su libro “Una vida con Propósito” en el inicio del día 3 nos lanza un cuestionamiento: “¿Qué guía tu vida? Todos tenemos algo que guía nuestras vidas, y este “algo” incluye tanto cosas buenas como malas, puede ser un problema, un temor o quizás tú fe. Lo cierto es que hay cientos de circunstancias, razones y sentimientos que guían nuestras vidas.” Si nosotros propiciamos que El Servicio sea nuestra guía para dejar una huella indeleble en aquellos que tenemos la oportunidad de conocer es una magnífica oportunidad para demostrar que hemos nacido para impactar la vida positivamente de otros, que hemos sido creados con un propósito mayor, que tenemos un designio superior para amar al prójimo, para colaborar con el desvalido, para brindarle asistencia al necesitado.

En nuestros tiempos ser servicial de forma desinteresada requiere de una fuerza interior para mantenerse firme en la convicción de dejar un poco mejor el mundo que nos tocó vivir. Es un recordatorio que la vida de servicio debe acompañarse de características y valores como la humildad, el compromiso, la proactividad, la intencionalidad y por sobre todo El Amor.

Nacimos para servir, no para llenarnos de buenas intenciones; fuimos hechos para inundar este mundo de buenas acciones.

Byron Pérez

Voluntario Guatemala Próspera
byronperezajanel@gmail.com

https://www.facebook.com/bopaspeaker/

https://www.linkedin.com/in/byronpérez

Tags are not defined

0 comments

Leave a reply