Noticias de Interés

30
Jul 2018

La Esperanza es contagiosa

Recientemente me solicitaron dar una plática a un grupo de
personas que tiene uno de los trabajos más difíciles. Sin decir de
más, ellos tienen responsabilidades que les impiden muchas
veces el contar con una vida normal, con horarios normales, con
una vida familiar normal.
Por lo tanto, renuncian a partes fundamentales de sus vidas, por
su trabajo. En esa ocasión, me solicitaron motivarlos con una
charla de media hora y yo pensé ¨ ¿Qué les puedo decir en 30
minutos que los pueda motivar en una situación tan difícil como
la que ellos viven a diario?¨. Empecé a pedirle a Dios y de pronto
me dio 4 temas importantes, pero me centraré en uno
particularmente:

1 Pedro 5:2-4
¨Cuiden como pastores el rebaño de Dios que está a su cargo, no
por obligación ni por ambición de dinero, sino con afán de
servir, como Dios quiere. No sean tiranos con los que están a su
cuidado, sino sean ejemplos para el rebaño. Así, cuando
aparezca el Pastor supremo, ustedes recibirán la inmarcesible
corona de gloria.¨
¿Qué quiero decir con esto? Haciendo un resumen, la
recompensa de su trabajo y de cumplir con el rol que cada uno
vino a desarrollar, no se verá necesariamente aquí, la
recompensa está arriba, cuando lleguemos a estar frente al
Señor.
La esperanza es clave para saber que no importando la prueba
que estés pasando, no importando el desierto que estés
atravesando, tu recompensa está allá arriba.

Si estás deprimido, si te sientes fatigado, si estás atravesando
por un desierto personal, ten la esperanza de que Dios renueva
nuestras fuerzas cada mañana, ten FE que sea lo que sea lo que
esté ocurriendo, esto también pasará.
Las personas que transmiten esperanza, muestran estos rasgos:
 Son positivas
 No dan paso a la frustración
 Se enfocan en su potencial
 Creen en las soluciones

La palabra ¨Esperanza¨ en su etimología está compuesta del
verbo “esperar” y del sufijo “anza” que indica acción. El sentido
del término griego el·pís (esperanza) en las Escrituras Griegas
Cristianas es “expectativa de bien”. Por tanto, podemos entender
la esperanza como una ¨acción que espera el bien¨.
La esperanza no es sentarse a esperar que algo suceda, involucra
una acción cuyo resultado anhelamos sea positivo.
Así que como paso de acción, te quiero dejar con unas
preguntas:
1. ¿Cuál es tu motivación? ¿Por qué decidiste realizar lo que
haces?
2. ¿Qué piensas al levantarte por las mañanas? ¿Cómo crees
que puedes mejorar ese pensamiento?
3. Elige 3 cosas por las cuales estés agradecido hoy… ¿cuáles
serían? Realiza este ejercicio todas las noches.
4. Dime 3 razones por las que seguramente Dios permitió que
estuvieras TÚ en el trabajo que tienes, en la familia a la que
perteneces… experiencias que te hayan sucedido que te hayan
hecho sentir importante o indispensable.

Responde a estas preguntas todas las noches y verás cómo la
esperanza va tomando forma, moldeando tus pasos a seguir
hacia la dirección que quieres.
Y por último, la ESPERANZA es sumamente CONTAGIOSA!
Compártela!

Yazmín Di Maio
Directora de Relaciones Públicas
Guatemala Próspera

Tags are not defined

0 comments

Leave a reply